19.6 C
Madrid
16 junio, 2024
Inicio Salud Dolor pélvico en los hombres, las 10 causas más comunes y cómo...

Dolor pélvico en los hombres, las 10 causas más comunes y cómo tratarlo

-

El dolor pélvico en los hombres es común cuando afecta a la próstata y los testículos, pero también puede ser causado por problemas en el sistema urinario, intestinal o de otros órganos del sistema reproductivo.

El tratamiento del dolor abdominal inferior en los hombres se hace según su causa. El urólogo se encarga de evaluar las causas y definir el tratamiento más adecuado.

A continuación detallamos las causas frecuentes para ayudar a identificar los signos y síntomas que pueden ayudar al médico en este diagnóstico.

Causas del dolor pélvico en hombres

1. Prostatitis

La prostatitis es una inflamación de la próstata, una glándula que se encuentra justo debajo de la vejiga y que es responsable de la producción de semen.

Síntomas: Es común que los hombres sientan dolor en el pie del vientre, la parte baja de la espalda, el pene, los testículos y el perineo (región entre el escroto y el ano). Además, puede haber deseo de orinar con frecuencia y urgencia, dolor al orinar, dificultad o dolor con la erección o la eyaculación y dolor al defecar. Cuando es causado por bacterias, el hogar también puede presentar fiebre, escalofríos y sangre en la orina.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento que se realiza para aliviar los síntomas y tratar la inflamación incluye:

  • Masaje periódico de la próstata: lo realiza el médico proctólogo que coloca su dedo en el recto para masajear la próstata,
  • Baños de asiento caliente: según el consejo médico,
  • Técnicas de relajación de los músculos pélvicos para aliviar el dolor, preferiblemente con la ayuda de un fisioterapeuta,
  • Uso de laxantes, para aliviar el dolor al defecar,
  • Uso de analgésicos y antiinflamatorios para aliviar el dolor y la inflamación y
  • Antibióticos en casos de prostatitis bacteriana.

Cuando la prostatitis no es causada por bacterias, su curación es más difícil y no siempre ocurre.

En el último caso, si incluso con los tratamientos los síntomas empeoran, puede ser necesario extirpar parcialmente la próstata. Para elegir el tratamiento más adecuado y seguro, consulte a un proctólogo.

2. Orquitis

La orquitis es una inflamación de los testículos que suele ser causada por el virus de las paperas y puede afectar a ambos testículos o sólo a uno de ellos.
Síntomas: dolor intenso en el testículo afectado que se irradia a la parte baja del abdomen en el mismo lado, por ejemplo, si el testículo inflamado es el izquierdo el dolor se siente en el pie en el vientre en este mismo lado. Además del dolor, el hombre puede sentir hinchazón, enrojecimiento, calor y una sensación de peso en los testículos.

¿Cómo tratarlo?

La orquitis se trata con:

  • Descanso en cama,
  • Aplicación de bolsas de hielo en los testículos,
  • Analgésicos para aliviar el dolor y antibióticos, cuando son causados por bacterias.

Debido al intenso dolor, la orquitis puede considerarse una emergencia urológica. En estos casos, busque una unidad de emergencia para el alivio del dolor y la evaluación médica, preferiblemente de un urólogo.

3. Epididimitis

La epididimitis es una inflamación del epidídimo, un órgano en forma de «C» que se encuentra detrás del testículo y funciona como un conducto que recoge, almacena y transporta los espermatozoides producidos en el testículo hasta la próstata.

Síntomas: dolor intenso en la zona de los testículos que se irradia al pie del vientre acompañado de hinchazón, fiebre baja y constante, escalofríos, dolor al orinar y durante las relaciones sexuales, pulgadas en la ingle y presencia de sangre en el semen.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento de la epididimitis implica el uso de medicamentos y algunos cuidados simples como:

  • Quedándose con el resto,
  • Evite levantar peso,
  • Aplique bolsas de hielo en la zona de los testículos,
  • Antiinflamatorios y analgésicos para tratar la inflamación y aliviar el dolor,
  • Antibióticos en caso de infección bacteriana.

Como puede ser causado por infecciones de transmisión sexual, para prevenir la enfermedad, siempre use condones en las relaciones sexuales. La evaluación de un urólogo es indispensable para el tratamiento de la epididimitis.

4. Vesiculitis

La vesiculitis (vesiculitis seminal aguda) es la inflamación de las vesículas seminales, glándulas que producen el líquido seminal. Suele ocurrir debido a una infección bacteriana, o cuando un hombre desarrolla una prostatitis y no realiza el tratamiento adecuado. La vesiculitis puede provocar dolor pélvico en hombres.

Síntomas: dolor en la parte baja del abdomen que empeora después de la eyaculación e irradia a la ingle y a la región perineal, urgencia de orinar, ardor al orinar, dificultad para vaciar la vejiga, eyaculación precoz, presencia de sangre en la sangre y en la orina, fiebre, escalofríos y reducción del deseo sexual.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento de la vesiculitis implica:

  • Descanso: para mantener las evacuaciones intestinales y evitar el empeoramiento de la condición,
  • Mantener una dieta equilibrada y saludable sin comida picante ni alcohol,
  • Evite las relaciones sexuales durante el tratamiento,
  • Uso de antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos según las recomendaciones del médico, para tratar la infección, la inflamación y aliviar el dolor.

En los casos en que los síntomas persisten o empeoran, es necesario un tratamiento quirúrgico.

5. Estenosis uretral

La estenosis uretral es el estrechamiento de una parte de la uretra que puede dar lugar a una reducción o interrupción del flujo urinario. Las causas más comunes son los traumas o las lesiones en la uretra y las infecciones de transmisión sexual.

Síntomas: disminución del flujo de orina, dificultad y ardor al orinar, chorro disperso o doble, goteo de orina después de orinar, necesidad de orinar más a menudo durante el día, despertarse por la noche para orinar y, en algunos casos, incontinencia urinaria.

¿Cómo tratar?

La estenosis uretral debe ser tratada en un ambiente hospitalario. El procedimiento más sencillo para su tratamiento consiste en introducir una sonda de plástico en la uretra para provocar su dilatación. Si este procedimiento no tiene resultados positivos, puede ser necesaria la cirugía.

Sólo la evaluación de un urólogo puede definir la mejor forma de tratamiento.

6. Torsión testicular

La torsión testicular se produce cuando el testículo se retuerce sobre el cordón espermático y bloquea el flujo de sangre al testículo. Es una emergencia urológica que debe ser tratada dentro de las 12 horas, ya que esta condición puede causar una lesión grave o la pérdida del testículo. La torsión testicular puede ser causa del dolor pélvico en hombres.

Síntomas: dolor repentino e intenso en uno de los testículos, hinchazón del testículo afectado y dolor en la región del pie del estómago son los principales síntomas. El paciente también puede presentar náuseas, vómitos, fiebre y ganas frecuentes de orinar.

¿Cómo tratarlo?

Dado que se trata de una emergencia en la que, además del intenso dolor, el hombre corre el riesgo de perder los testículos, es importante buscar ayuda en una emergencia hospitalaria lo antes posible. El tratamiento es quirúrgico y consiste en torcer el cordón espermático para recuperar la circulación de la sangre al testículo.

7. Hiperplasia prostática benigna

La hiperplasia prostática es un aumento del tamaño de la próstata que no está relacionado con el cáncer y por esta razón se dice que es benigno. El hombre comienza a sentir los síntomas cuando la próstata bloquea el flujo de orina.

Síntomas: dolor en el pie del vientre, dificultad para iniciar la micción o sensación de no haber vaciado completamente la vejiga, dolor en el pie del vientre o en la pelvis, necesidad de orinar más a menudo, generalmente durante la noche (nicturia). A medida que la próstata crece, los síntomas se intensifican y el paciente puede experimentar un aumento del dolor, la presencia de orina en la sangre e infecciones frecuentes.

¿Cómo tratarlo?

Generalmente, cuando el hombre tiene pocos síntomas y se despierta una o dos veces por noche para orinar, no se necesita ningún tratamiento. Sin embargo, es necesario un seguimiento con un urólogo para comprobar el crecimiento de la próstata y realizar una prueba de PSA periódicamente.

Si hay sangre en la orina, dolor intenso en el estómago, el pie y la infección, las opciones de tratamiento son:

  • Medicamentos para mejorar el flujo de la orina e inhibir las hormonas masculinas responsables del aumento del tamaño de la próstata, y
  • Cirugía: se realiza en el último caso en el que los medicamentos no fueron eficaces y consiste en la extirpación de una parte de la próstata.

8. Síndrome de dolor post-vasectomía

El síndrome de dolor post-vasectomía es una complicación de la cirugía de vasectomía, un método anticonceptivo definitivo que se realiza en los hombres y que consiste en bloquear o cortar los conductos que transportan los espermatozoides.

Síntomas: los hombres con este síndrome sienten un dolor constante o intermitente (dolor que va y viene) en uno o ambos testículos. Este dolor se irradia a la parte baja del abdomen y la pelvis y se hace más fuerte durante las relaciones sexuales, la erección y la eyaculación, el esfuerzo físico intenso y la disfunción eréctil.

¿Cómo tratarlo?

El dolor post-vasectomía tiende a disminuir y desaparecer con el tiempo y como resultado de la adaptación del cuerpo a la cirugía. En este caso, se recomienda:

  • Descansando,
  • Evitar el esfuerzo físico y
  • Evite las relaciones sexuales.
  • Si el dolor persiste, es importante consultar al urólogo para evaluar la región de la cirugía.

9. Hernia inguinal

La hernia inguinal se caracteriza por la salida de parte del intestino u otro órgano abdominal a través de una abertura en la pared abdominal en la ingle. Es más común en los hombres y puede extenderse a través de la ingle y hasta el escroto. Esto puede ser una causa del dolor pélvico en hombres.

Síntomas: las hernias causan una protuberancia en la ingle o el escroto que inicialmente no causa dolor. Sin embargo, el dolor puede producirse moderadamente en el pie del vientre o del escroto a medida que la persona se mueve o hace un esfuerzo físico.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento de la hernia inguinal se hace con cirugía. Es importante que la hernia sea evaluada lo antes posible por un cirujano para evitar complicaciones con el estrangulamiento de la hernia y la muerte de parte del intestino.

10. Síndrome de dolor pélvico

El síndrome de dolor pélvico sólo se produce en los hombres y es el dolor, la presión o el malestar localizado en la parte inferior del abdomen, el perineo y los genitales que dura más de 3 meses. También se llama prostatitis crónica no bacteriana, debido a la larga duración del dolor y al hecho de que no está causada por bacterias.

Síntomas: dolor en el pie del vientre, el pene, los testículos y la región del perineo, dolor al orinar y al eyacular, disfunción eréctil, flujo urinario lento y aumento de la frecuencia urinaria. Algunos pacientes también pueden experimentar dolor y fatiga muscular y articular sin causa aparente.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento del síndrome de dolor pélvico se basa en la evaluación, principalmente, del dolor y la disfunción sexual. También está indicado:

  • Aplique compresas calientes en la región genital,
  • Practica ejercicios de bajo impacto como la natación y el senderismo,
  • Comer de forma sana y equilibrada y
  • Usar drogas para el dolor neuropático (antidepresivos, opiáceos), antibióticos, antiinflamatorios y relajantes musculares, según indicación médica.

¿Cuándo debo preocuparme por el dolor pélvico en hombres?

Algunos síntomas son señales de advertencia para que usted busque rápidamente un servicio de salud. Estos síntomas indican situaciones que requieren una intervención rápida e incluyen:

  • Dolor intenso y aparición repentina, especialmente si afecta a uno o ambos testículos,
  • Hinchazón (edema) en los testículos y/o el pene,
  • Presencia de sangre en el semen o la orina,
  • Dolor al eyacular y
  • Dolor durante o después del acto sexual.

Cuando note estos síntomas, busque una emergencia en el hospital lo antes posible. Los profesionales más indicados para tratar estas enfermedades son el proctólogo, el urólogo o el cirujano general.

Recuerde que algunos de estos problemas son causados por infecciones de transmisión sexual y pueden evitarse con el uso de preservativos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos Artículos

Morant preside por primera vez el Consejo de Estudiantes Universitario del...

0
La ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, Diana Morant, preside el Pleno del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado. La ministra de Ciencia,...