16.2 C
Madrid
25 abril, 2024
Inicio Salud Dolor de espalda en el lado derecho, ¿qué puede ser y cómo...

Dolor de espalda en el lado derecho, ¿qué puede ser y cómo tratarlo?

-

Los problemas musculares son la causa más común de dolor de espalda, ya sea en el lado derecho o izquierdo. La mala postura, la falta de actividad física y el exceso de peso en las bolsas y mochilas aumentan los problemas de espalda y el dolor de espalda.

Sin embargo, otras situaciones como problemas de espalda, cálculos renales y enfermedades pulmonares también pueden desencadenar este tipo de dolor.

El tratamiento inicial debe hacerse con descanso y con compresas calientes en el lugar del dolor. Si el dolor persiste o presenta otros síntomas, es necesario buscar un médico de familia o un médico generalista para identificar la causa y orientar el tratamiento más adecuado.

Dolor de espalda por problemas musculares

Los problemas musculares son la principal causa del dolor de espalda, que puede ser derecho o izquierdo, dependiendo de la situación.

El envejecimiento natural, las malas posturas durante el día y la falta de ejercicio, contribuyen al debilitamiento de los músculos de la espalda, dando lugar a dolor y tensión muscular.

Tomar un mal peso o más allá de su capacidad física también puede desencadenar el estiramiento de esta musculatura y con ello, presentar dolor y edema en la espalda.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento debe hacerse inicialmente con

  • Descansando
  • Compresa caliente
  • Medicamentos para aliviar el dolor: preferiblemente un relajante muscular como la ciclobenzaprina y/o antiinflamatorios como el ibuprofeno

Después de pasar la crisis de dolor, es necesario iniciar un tratamiento para el fortalecimiento de los músculos y la reeducación postural, evitando así nuevas crisis. Para esto se recomienda:

  • Fisioterapia
  • Osteopatía o
  • RPG (reeducación de postural global).

El médico generalista u ortopedista está capacitado para esta evaluación, planificando el tratamiento caso por caso y manteniendo el seguimiento hasta que sea necesario.

Dolor de espalda por problemas de la columna vertebral

Los problemas de la columna vertebral vienen justo después de los problemas musculares, siendo los más comunes las desviaciones de la columna vertebral (lordosis, cifosis, escoliosis) y la hernia discal.

A veces son enfermedades de origen hereditario, ya nacemos con estas alteraciones, y otras veces, situaciones que ocurren en el curso de la vida como malos hábitos, posturas inadecuadas, aumento de peso o incluso durante el embarazo, debido a las modificaciones naturales de este período.

¿Cómo tratarlos?

El tratamiento dependerá de la causa y la gravedad de la situación. Inicialmente siempre se recomienda probar métodos menos invasivos, como:

  • Descansando
  • Fisioterapia
  • RPG
  • Relajante muscular y antiinflamatorio

En particular, las mujeres embarazadas no deben utilizar medicamentos sin asesoramiento médico para salvaguardar su salud y la de su bebé.

La cirugía puede estar indicada en los casos más severos, de hernia de disco extruida o de dolor intratable.

El médico ortopédico o el neurocirujano es responsable de esta evaluación.

Mujer con dolor de espalda

Dolor de espalda por un cálculo renal

El dolor de espalda, derecho o izquierdo, por cálculo renal, tiene como características principales, ser un dolor de inicio repentino, de fuerte intensidad, descrito como el «peor dolor de la vida», asociado con el sudor frío, el malestar, las náuseas y los vómitos.

También es común la queja de orina quemada, más amarillenta, con o sin la presencia de sangre.

¿Cómo tratarlo?

El tratamiento varía según su gravedad. En general, incluye:

  • Analgésicos potentes por vía venosa, para un alivio más rápido del dolor
  • Recogida de análisis de sangre y orina, para investigar la infección
  • Examen de imágenes para identificar la presencia y localización de cálculos, que puede ser ultrasonografía, rayos X o tomografía. El examen permite evaluar si el cálculo obstruye o no el flujo de orina, lo que interfiere con el tratamiento.

Después de estas evaluaciones, es posible planificar el tratamiento definitivo, que puede incluir

  • Antibióticos (vía venosa), en caso de infección urinaria
  • Cirugía para remover piedras, urgentemente en caso de inflamación de esta vía, o en forma ambulatoria cuando sea posible.

El urólogo se encarga de la evaluación, la realización y el seguimiento de estos casos.

Dolor de espalda debido a problemas pulmonares

Los problemas pulmonares como el asma, las crisis de bronquitis y los tumores pulmonares no suelen causar dolor de espalda, a menos que haya una tos frecuente o un proceso infeccioso como la neumonía.

¿Cómo tratarlo?

En los ataques de asma, la tos repetitiva provoca una contracción muscular y dolor de espalda por este esfuerzo. En este caso el tratamiento debe ser:

  • Resuelva el ataque de asma con la medicación adecuada, nebulización, aerolín, corticoides, entre otros
  • Descanso
  • Hidratación
  • Fisioterapia o terapias alternativas para evitar nuevas crisis

En el caso de la neumonía o las enfermedades de la pleura (película que cubre los pulmones), el dolor se asociará con el empeoramiento al respirar profundamente, tos con catarro y/o fiebre alta. En este caso, el tratamiento debe iniciarse rápidamente, con:

  • Antibióticos
  • Fisioterapia respiratoria

Más raramente, un tumor pulmonar puede causar dolor de espalda, y cuando ocurre es común que se asocie con quejas de falta de apetito, pérdida de peso y tos seca esporádica.

Consejos para aliviar el dolor de espalda

  • La práctica de actividad física de manera regular – el ejercicio favorece el fortalecimiento de los músculos, reduciendo así la tensión y el dolor localizados;
  • Adapte el ambiente de trabajo – Trate de usar una silla que mantenga su postura correcta durante el trabajo, así como el soporte de brazos y pies. Moverse varias veces durante el día y hacer estiramientos también ayuda a reducir considerablemente el dolor de espalda;
  • Elija un buen colchón y una buena almohada – ya que pasamos muchas horas durmiendo, es importante que esté cómodo, para una suficiente relajación muscular;
  • Mantener un estilo de vida saludable: una nutrición adecuada permite mantener un peso y un metabolismo adecuados, evitando así la sobrecarga de la columna vertebral, otra causa frecuente de dolor de espalda, y
  • Evitar el estrés: las situaciones de estrés conducen a la contracción involuntaria de los músculos, especialmente en la región del cuello y la espalda, por lo que debe evitarse siempre que sea posible. Cuando los síntomas de estrés y ansiedad son frecuentes, es importante buscar un psiquiatra para su evaluación y tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos Artículos