11.5 C
Madrid
21 febrero, 2024
Inicio Internacional Reino Unido regresa a las duras condiciones de marzo con un nuevo...

Reino Unido regresa a las duras condiciones de marzo con un nuevo confinamiento

-

La nueva variante de la Covid-19, que se transmite con entre un 50% y un 70% más de facilidad, se está propagando a gran velocidad poniendo en riesgo de desbordamiento al sistema sanitario británico (NHS). Ante esta situación, el primer ministro, Boris Johnson, ha anunciado en un mensaje televisado un nuevo confinamiento en Reino Unido. Las condiciones de este, serán tan estrictas como las del pasado mes de marzo y se decretará a partir del próximo miércoles. Una decisión tomada horas después de que la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, tomara la misma decisión en su territorio.

En esta ocasión, el confinamiento durará al menos, siete semanas. Una forma de frenar una situación que según las autoridades está ya «fuera de control». De hecho, los jefes médicos del Reino Unido y el director médico del NHS comunicaron ayer que «existe un riesgo de que el NHS se vea abrumado en varias áreas durante los próximos 21 días», ya que «actualmente hay tasas muy altas de transmisión comunitaria, con un número sustancial de pacientes con Covid-19 en hospitales y en cuidados intensivos». Además, añadieron que «los casos están aumentando en casi todas las partes del país, en gran parte impulsados por la nueva variante más transmisible» del virus.

De esta manera, Reino Unido alcanzó ayer unas cifras de infectados históricas en tan solo un día: 58.784. Por otro lado, el número de fallecidos por coronavirus se redujo en comparación a los casi mil decesos de los días previos. No obstante, con 407 nuevas muertes, las cifras siguen siendo muy preocupantes.

Medidas del nuevo confinamiento en Reino Unido

Este nuevo confinamiento, el tercero en Inglaterra desde el comienzo de la pandemia, está sujeto a unas medidas muy similares a las aplicadas el pasado mes de marzo. El cierre indefinido de todas las escuelas hasta bien entrado febrero, momento en que se estima que esté vacunada la mitad de la población, es junto al teletrabajo dos de las principales medidas.

Por otro lado, la idea es que se reduzcan al mínimo las salidas del domicilio bajo algunas excepciones como: ir al médico; comprar productos de primera necesidad; acudir a trabajar en caso de no existir la opción de trabajar desde casa; hacer deporte; ayudar a organizaciones caritativas o con fines humanitarios y por último, huir del abuso doméstico. No obstante, todo depende de la responsabilidad individual por lo que no habrá toque de queda, ni la posibilidad de que la policía pare a los viandantes para pedirle documentos o preguntar a dónde va y las razones.

Presión política

Esta decisión ha sido tomada en un marco de presión científica y política. El líder de la oposición laborista, Keir Starmer, reclamaba que se recuperara el «espíritu de marzo» con la imposición de un nuevo confinamiento domiciliario. “Si vamos a someter a los ciudadanos a medidas más restrictivas a nivel nacional —y debemos hacerlo de inmediato—, hemos de cerrar con ellos un contrato por el que nos comprometamos a desplegar la campaña de vacunación lo antes posible. Dos millones de dosis semanales en enero, y el doble en febrero. Ese debe ser el acuerdo”, añadía Starmer.

Una reclamación que no llegaba sola, puesto que el exministro de Sanidad, Jeremy Hunt, comentó lo siguiente en su cuenta de Twitter: «A los que argumentan que el invierno siempre ha sido duro en el NHS, les digo que se equivocan. Me he enfrentado como ministro a crisis invernales muy duras, y la situación actual no es comparable».

Boris Johnson ha convocado este miércoles a los diputados de la Cámara de los Comunes para obtener su apoyo ante unas medidas más drásticas de las que se tenían previstas para esta época del año.

La otra cara de la moneda, la distribución de la vacuna de Oxford/AstraZeneca

Pero no todo es malo, el lado positivo es que estos días se ha comenzado en Reino Unido a distribuir la vacuna de Oxford/AstraZeneca, la más barata y fácil de conservar. De hecho, el primer ministro acudió a un hospital para presenciar la aplicación de la primera vacuna a un paciente.

Johnson durante el mensaje en que comunicó a la nación el nuevo confinamiento en Reino Unido admitió que «vienen tiempo duros y las próximas semanas van a ser las más difíciles». No obstante, se mostró optimista señalando que «hemos entrado en la última fase de la batalla, gracias al milagro de la ciencia vemos ya la luz al final del túnel, y en esta lucha épica que estamos librando, las tornas se inclinan por fin a favor del pueblo británico y en contra de la Covid-19″.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos Artículos

Félix Bolaños celebra el bicentenario del Consejo de Ministros junto a...

0
Carmen Calvo, Félix Bolaños, Soraya Sáenz de Santamaría y Matías Rodríguez Inciarte, en la celebración del bicentenario de la creación del...