8 C
Madrid
5 marzo, 2021
Inicio Cómo Hacer Reparar los paraguas dañados

Reparar los paraguas dañados

-

Una de las herramientas que suelen utilizar las personas durante los días lluviosos son los paraguas, se trata de un accesorio que tiene una forma circular y es semi curvo, de modo que toda el agua que cae en la parte superior del mismo, cae hacia los lados y no te moja. Con el uso frecuente de estos, se van deteriorando poco a poco, por lo que si se te ha roto y deseas repararlo, te enseñamos como reparar los paraguas dañados.

Los paraguas

Los hay de diferentes tamaños, modelos y colores, pero independientemente de la forma que tengan pueden ser utilizados tanto por los hombres como por las mujeres, son muy útiles porque nos ofrecen protección al agua en los días lluviosos, manteniendo de esta manera nuestra ropa completamente seca.

Uno de los errores que suelen cometer las personas, es no secar las partes metálicas del mismo una vez que lo han dejado de utilizar. Dejándolos así, lo cual conlleva a que la superficie del mismo se oxide y se rompa. Si quieres repararlo sigue las indicaciones que te mencionaremos en la siguiente guía paso a paso.

Paso a paso para reparar un paraguas dañado

Primeramente, debes saber que los paraguas se pueden dañar por diferentes motivos, los más comunes es que el mango se nos haya roto tras un golpe, que algunas de las piezas metálicas se hayan salido y que se rompa la tela del mismo. Pero no te preocupes, te enseñamos que hacer en cada uno de estos casos.

  1. Si el mango se ha salido

Esto suele suceder debido a que ya ha perdido el soporte que lo mantenía ajustado internamente o porque se te ha caído y se ha golpeado en dicha zona. Este daño es fácil de reparar, lo único que necesitarás es un poco de pegamento.

  • Paso 1: primero que todo limpia la superficie donde irá pegado el mango, y el interior del mismo. Procura que no haya ningún rastro de suciedad para que así se pueda adherir sin ningún problema.

 

  • Paso 2: ahora que ya están ambos limpios, aplica el pegamento directamente en el interior del mando, cubriendo toda su superficie para que ningún punto vaya a quedar débil.

 

  • Paso 3: sin esperar mucho tiempo deberás introducir el paraguas en el mango para que así este se situé donde debe ir, mantén la presión allí por al menos unos 5 minutos.

 

Si deseas para que no se vaya a mover, utiliza un poco de cinta adhesiva para que se mantenga un poco la presión. Luego, simplemente déjalo boca abajo al aire fresco para que se seque.

 

  1. Si se ha salido una pieza metálica

En la cara interna del paraguas, si te fijas bien hay unas piezas alargadas metálicas que son las que le permiten tener su respectiva forma. En algunas ocasiones estos alambres se han salido de su encaje y tienden a deformarse un poco. Si esto te ha pasado sigue los siguientes consejos.

  • Paso 1: en primer lugar, debes identificar donde está la base de la cual se ha salido el alambre, revísala en comparación con las demás para sí está bien y que no se ha dañado.

 

  •  2: luego haciendo un poco de presión pero sin torcer tanto el alambre, lo vas a introducir nuevamente en la base y mientras lo mantienes sujetado allí, le darás la forma que debe tener en caso de que se haya deformado un poco.

 

  • Paso 3: ahora que el alambre ya se encuentra en la posición correcta, procederemos a sacarlo nuevamente; untar un poco de pegamento en el interior de la base, y volvemos a introducir. Mantendremos la presión allí por unos 5 minutos y luego dejaremos que seque al aire libre por aproximadamente 24 horas. Reparar los paraguas dañados: Paso a paso y fácil

 

  • Paso 4: una vez que se haya secado, puedes cerrarlo y abrirlo unas cuantas veces para así comprobar que la pega se ha secado y que el alambre tiene la posición correcta para que este pueda abrir y cerrar.

 

  1. Si se ha roto la tela

En caso de que la tela de tu paraguas se haya roto y se esté filtrando el agua a través del mismo; no te preocupes este problema es bastante sencillo de solucionar simplemente necesitarás cocer la tela.

Para ello, utilizarás un poco de hilo y una aguja delgada; a continuación la vas a pasar como si estuvieses cociendo cualquier franela o pantalón; de modo que ambas partes se puedan unir nuevamente.

Debes saber, que la superficie de un paraguas siempre debe mantenerse lo más  templada, así que al momento de estar cociendo; debes procurar que la tela quede bastante tensada, de este modo cuando el agua caiga encima de la misma rodará con facilidad hacia los extremos de la misma.

 

 

Reparar los paraguas dañados: Paso a paso y fácil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos Artículos

visitas-residencias

Sanidad y CCAA acuerdan “flexibilizar” las visitas a residencias tras la...

0
La Comisión de Salud Pública, en la que se encuentran representadas todas las comunidades y ciudades autónomas y el Ministerio de Sanidad, ha acordado...